Tras la regularización extraordinaria de rentas abierta en el año 2012 con la Declaración Tributaria Especial (DTE), la Agencia Tributaria ha iniciado inspecciones a contribuyentes dentro de un proceso de investigación de rentas ocultas.

Una vez finalizado el periodo de regularización extraordinaria, la Agencia Tirbutaria ha iniciado toda una serie de actuaciones de inspección relacionadas con la información obtenida a través de la DTE. Así, el Plan Anual de Control Tributario de 2013 establece que “la Agencia Tributaria analizará si los contribuyentes que se han acogido a procesos de regularización voluntaria de su situación tributaria, ya sean estos ordinarios o extraordinarios, se han ajustado a la finalidad prevista en la normativa reguladora de tales procesos”.

En una primera fase, el Departamento de Inspección de la AEAT realizó una serie de procesos masivos de análisis de datos, con el fin de detectar posibles perfiles de riesgo de contribuyentes que hubieran intentado acogerse de forma indebida a la regularización de las rentas a través de la DTE. En una segunda fase, con los datos obtenidos del análisis inicial se establecieron cuáles eran los perfiles de riesgo concretos para efectuar la inspección de los contribuyentes.

A partir del establecimiento de los perfiles de riesgo, la Agencia Tributaria ha ido realizando requerimientos, informes e investigaciones que han derivado en la carga en plan de inspección de contribuyentes y en las primeras liquidaciones de deudas. Las actuaciones se centran en la posible existencia de rentas no afloradas en la DTE, así como la ocultación de la titularidad real de los bienes declarados.

Quieres recibir las novedades

Si quieres que te informemos sobre los cambios legislativos, impositivos y regulatorios que pueden afectar a tu empresa, suscríbete a nuestro boletín mensual.

Tu suscripción ha tenido éxito. Pronto recibirás el primer boletín de novedades!