MIÑANA BELTRAN ha obtenido un año más la certificación efr que emite la Fundación Másfamilia según la norma 1000-5, encaminada a fomentar dentro de nuestro despacho el respeto a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Desde 2021 venimos implantando las directrices de la Fundación Másfamilia un catálogo de medidas de conciliación, planes de acción para su puesta en marcha, herramientas de seguimiento y acciones de formación continua y participación.

Algunas de las medidas que hemos puesto en marcha durante los dos últimos años son las siguientes: jornada laboral continua, teletrabajo un mínimo de dos días por semana, flexibilidad horaria, facilidades en la continuidad de la lactancia materna, formación continua, elementos informáticos adicionales para el fomento del teletrabajo y como novedad para el año 2022 hemos diseñado e implantado un protocolo de Desconexión Digital.

1. ¿Qué es la certificación efr?

2. ¿Por qué es bueno para tu empresa obtener la certificación efr?

3. ¿Qué es una medida de conciliación efr?

4. ¿En qué consiste la desconexión digital?

 

1. ¿Qué es la certificación efr?

La certificación efr es un modelo internacional de dirección de personas que, formando parte de la Responsabilidad Social Empresrial (RSE) y la Gestión de la Excelencia, se ocupa de avanzar y dar respuestas en materia de responsabilidad y respeto a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Así mismo, también fomenta el apoyo en la igualdad de oportunidades y la inclusión de los más desfavorecidos, tomando como base la legislación vigente y vinculante y la negociación colectiva, de forma que las empresas que optan por la certificación efr realizan una autorregulación voluntaria en la materia.

2. ¿Por qué es bueno para tu empresa obtener la certificación efr?

Poniendo en marcha estos procesos, la organización entra en un ciclo de mejora continua que permite medir el avance de la organización en su gestión de la conciliación.

En los últimos años venimos asistiendo a una revolución socio-empresarial sin precedentes.

Esta tendencia ha sido ya asumida por muchas de las grandes compañías multinacionales desde hace años, pero ha penetrado muy poco en las PYMES con el consiguiente riesgo a medio – largo plazo para su sostenibilidad.

La orientación estratégica por la que las PYMES también pueden apostar se base en seis aspectos claves:

  1. Responsabilidad Social Empresarial: clave para incrementar la competitividad en una economía global y para asegurar el bienestar de la sociedad,
  2. Reputación como buen empleador (employer branding): Desarrollo de la imagen, reputación e identidad corporativas.
  3. Recompensa o Compensación Global (salario emocional)
  4. Compromiso o implicación emocional (engagement): capacidad que tiene la organización para mantener el compromiso del empleado (emocional y dedicación) con su trabajo, con su equipo y con el proyecto de empresa.
  5. Diversidad e Inclusión
  6. Salud y Bienestar (wellness)

3. ¿Qué es una medida de conciliación efr?

Las medidas efr son beneficios en materia de conciliación que la entidad ofrece a sus empleados por pertenecer a dicha organización. Estas medidas mejoran el bienestar y la calidad de vida de sus empleados y facilitan un mayor equilibrio de su vida personal, familiar y laboral.

Para que una medida efr pueda ser considerada como tal, deberán concurrir las siguientes características:

  • Las medidas deberán estar por encima de la legislación vigente y vinculante. (convenio colectivo del sector).
  • Mejorar el nivel exigido en la legislación, al menos, en un 3%.

El catálogo de medidas efr deberá contar, como mínimo, con 6 medidas de conciliación. Existen 5 grandes grupos de medidas efr:

  1. Calidad en el empleo
  2. Flexibilidad temporal y espacial
  3. Apoyo a la familia de los empleados
  4. Desarrollo personal y profesional
  5. Igualdad de oportunidades

4. ¿Qué es la desconexión digital?

Con la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos personales y garantía de los derechos digitales, se reconoció el derecho a la desconexión digital de los trabajadores. Más tarde, se reformó el artículo 20 bis del Estatuto de los Trabajadores en este sentido. Según el art. 88 de la LPDGDD:

“El empleador, previa audiencia de los representantes de los trabajadores, elaborará una política interna dirigida a trabajadores, incluidos los que ocupen puestos directivos, en la que definirán las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión y las acciones de formación y de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas que evite el riesgo de fatiga informática. En particular, se preservará el derecho a la desconexión digital en los supuestos de realización total o parcial del trabajo a distancia, así como en el domicilio del empleado vinculado al uso con fines laborales de herramientas tecnológicas.”

Es por ello, que el derecho a la desconexión digital además de ser un derecho para los trabajadores cuyo cumplimiento por parte del empleador genera un buen clima laboral, es una obligación por parte de las empresas cuyo cumplimiento está empezando a revisarse por parte de la Inspección de Trabajo en España y sancionando a las mismas en caso de no tener este protocolo establecido.

Si quieres ampliar la información al respecto y que te ayudemos a diseñar e implantar estas medidas en tu empresa no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de especialistas en materia laboral.

Quiero más información

 

Photo by Surface on Unsplash